Mesa de quesos y jamones para bodas: una idea sensacional

Mesa de quesos y jamones para bodas, bautizo o comunión

Mesa de quesos y jamones para bodas: una idea sensacional

Estamos en plena época de celebraciones entre amigos y familiares para disfrutar de diferentes eventos. La comida suele ser uno de los pilares fundamentales de toda celebración en nuestro país ¡y qué suerte! Para que tus invitados disfruten incluso un poquito más, te vamos a contar por qué una mesa de quesos y jamones para bodas, bautizos o comuniones (o cumpleaños, reuniones, tardes de verano…) es una idea genial.

¿Qué es una mesa de quesos y jamones para celebraciones?

Una mesa de quesos y jamones para bodas, bautizos o comuniones es un espacio dedicado a la presentación de estos elementos, en sus diferentes variantes y con acompañamientos, de la que los invitados pueden ir cogiendo lo que les apetezca, a modo bufet.

En el fondo, este espacio es un rincón de disfrute para los sentidos. No, nos hemos vuelto locos. Y es que en este rincón no solo se disfruta de los diferentes sabores que nos ofrecen estos productos, también por sus deliciosos olores y visualmente puede ser todo un deleite, luego vemos algunas ideas, no te preocupes.

¿Por qué es bueno tener una mesa de quesos y jamones para bodas, bautizos o comuniones?

Son productos que gustan mucho

Los productos de estas mesas gustan a la mayoría de asistentes. Es raro que nadie disfrute a la hora de comer jamón o queso. Incluso este último, que suele ser un producto más controvertido, se presenta en gran cantidad de sabores. De este modo los amantes del queso se volverán locos y a los que les guste algo menos encontrarán los sabores de quesos suaves que sí encajan con ellos.

Los niños también pueden disfrutar de estas mesas, pues suelen ser productos que empiezan a tomar desde pequeños, así que una mesa de quesos y jamones para bodas también tendrá asiduos entre los invitados más diminutos. Eso sí… no te olvides de ponerles luego otra de golosinas.

Cada uno coge lo que quiere

Otra de las grandes ventajas de estas disposiciones es que no tienes que preocuparte de nada. Los invitados se acercarán a coger lo que ellos quieran, sin necesidad de que estés pendiente. Precisamente este factor hace extensible que esta idea sea maravillosa cuando organices otro tipo de celebraciones en tu casa, ya sean cumpleaños, quedadas para ver el fútbol, reuniones esporádicas… no lo olvides porque te vendrá fenomenal.

Muchas personas lo que hacen es combinar una mesa de quesos y jamones para bodas con cortadores que repongan lo que se vaya acabando para que nadie se quede con hambre. En cualquier caso, como anfitrión, tú solo tendrás que preocuparte de disfrutar.

El rito del corte

Hablando de cortadores, si al lado de la mesa pones un cortador profesional de jamón tus invitados disfrutarán también de un espectáculo único. Es un auténtico placer ver cómo un maestro cortador de jamón va aprovechando y emplatando la pieza en directo, sacando partido a cada parte del jamón para que todos los invitados puedan degustar este delicioso producto.

Mezclas de sabores

Las propiedades organolépticas del queso y el jamón hacen que se puedan mezclar con otros productos totalmente diferentes. Por ejemplo, ya te hemos contado que las frutas son una manera excepcional de acompañar al jamón, pero también al queso. Es también algo recomendable especialmente cuando hace más calor, pues la frescura de la fruta junto con los deliciosos matices del queso o el jamón harán que tus invitados se derritan, ¡pero del gusto!

Es un elemento muy visual

Si a la mezcla de sabores le sumas lo bonito que queda el diseño de una mesa de quesos y jamones para bodas, bautizos o comuniones, estarás triunfando. Tienes diferentes maneras de decorar en función de los productos que elijas:

  • Banderas por zonas: para el jamón desde luego tendremos que poner la española, pero si por ejemplo usas quesos de diferentes zonas del país puedes usar la de las Comunidades Autónomas. Si escoges quesos de otros países, también las puedes usar.
  • Pizarras: con estos puedes indicar en cada zona los nombres de los quesos, así los invitados no solo saben qué están probando, también se podrán anotar sus favoritos para comprarlos después.
  • Combinaciones de colores: de por sí las mesas serán llamativas con las diferentes tablas, quesos, frutas o frutos secos y panes adornando toda la superficie. La comida entra por los ojos y este es un gran ejemplo.

Ya lo sabes, si estás planeando un evento, una mesa de quesos y jamones para bodas, bautizos y comuniones es una idea sensacional. ¿Para mejorarla? En nuestra tienda online de jamones nietomartin.es encontrarás productos que te dejarán con la boca abierta y ¡a tus invitamos más!