¿Cómo se pone un jamón en el jamonero?: Todas las claves

cómo se pone un jamón en el jamonero

¿Cómo se pone un jamón en el jamonero?: Todas las claves

Ha llegado ese momento maravilloso de comenzar tu jamón, lo tienes en las manos, frente a ti el jamonero y te surge una duda que no esperabas: ¿cómo lo coloco? No te preocupes, puede ocurrir, de hecho es una consulta muy frecuente así que te vamos a contar cómo se pone un jamón en el jamonero.

Esta pregunta tiene diferentes respuestas en base a dos cuestiones fundamentales, así que estate atento que aquí te las vamos a resolver todas, ¿empezamos?

Cómo colocar un jamón en el jamonero para empezarlo

La primera duda que te puede surgir es cómo colocar un jamón en el jamonero pero para empezarlo. Siempre se ha dicho que el jamón se empieza por la maza, pero no es una ciencia exacta:

  • Si lo vas a consumir muy rápido, sí, empiézalo por la maza, es decir, con la pezuña hacia arriba, para que te orientes.
  • En el caso de consumirlo despacio tendrás que empezar por el lado de la babilla, con la pezuña mirando para abajo.

¿Por qué te decimos esto? Aunque la gente te diga que se empieza por la maza, esa es la parte que más tiempo tarda en secarse, por lo que por dónde se empieza un jamón depende de ti y de cómo lo vayas consumir.

Un producto gourmet ha de disfrutarse de principio a fin y para ello es necesario conocer sus propiedades, como en este caso cómo afecta el paso del tiempo a la pieza para saber cómo colocar el jamón en el jamonero.

Cómo se pone un jamón en el jamonero: 8 tipos de jamoneros

Una vez que tienes claro el tiempo que tardarás en consumir la pieza y por dónde es conveniente en tu caso empezarla te enfrentas al jamonero, esa pieza fundamental para cortar un jamón entero en finas lonchas.

Existen diferentes modelos de jamonero con diferentes características, aunque no dejan de valer todos para lo mismo todos tienen diferentes ventajas y, dependiendo el caso, tendrás que plantearte cómo se pone un jamón en el jamonero, ¿quieres conocerlos?

1. Jamonero básico

Estos modelos tienen un coste muy bajo y te salvan muy bien del paso. Te ayudan a cortar el jamón pero no te ofrecen características Premium que quizá otros modelos sí ofrecen. No obstante, es ideal si no lo usas con mucha frecuencia.

Son sólidos, en la base encuentras la punta para clavar la punta del jamón y en el brazo la cuña o aro con el casquillo para fijar la zona de la pezuña. Básico y barato no quiere decir malo, solo que se adapta a un uso esporádico del jamonero.

2. Jamonero vertical

La zona en la que se ancla la parte de la caña tiene más altura que en el modelo anterior, dejando la pieza vertical. Dependiendo de la superficie donde asientes el jamonero para lonchear puede resultar más o menos cómodo.

Por lo demás no tiene ningún tipo de diferencia con respecto al anterior sobre cómo se pone un jamón en el jamonero, solo la posición de la pieza respecto a la base.

3. Jamonero Plegable

Este es como los modelos anteriores con una ventaja fundamental: una vez has consumido tu pieza lo puedes fregar y plegar de manera cómoda para guardarlo hasta que quieras volver a comprar jamón de Guijuelo en nietomartin.com.

Un jamonero plegable es ideal para usos esporádicos pues te permite mantenerlo almacenado sin ocupar mucho espacio, además saber cómo colocar un jamón en el jamonero plegable es sencillo porque es igual que en el modelo básico.

4. Jamonero giratorio

Quizás te planteas cómo se pone un jamón en el jamonero giratorio pero es como los demás, la única diferencia es que la zona en la que encajas la caña tiene un sistema que te permite ir rotando la pieza sin sacarla, ¡es muy cómodo!

Incluso hay algunos que además de fijarte la pieza se pueden fijar ellos mismos a la superficie, en Nieto Martín tenemos un jamonero con ventosa que hará que se te fije a la mesa o encimera donde estés loncheando.

5. Jamonero basculante

Los jamoneros basculantes te permiten precisamente eso, bascular la pieza para que encuentres la posición más cómoda para cortar. Se consigue a través de una palanca en la base. Pueden ser modelos que solo te permiten bascular o bascular y rotar, siendo estos últimos los más profesionales, perfectos para sesiones en las que se va a cortar la pieza entera.

6. Jamonero de pared

Los jamoneros de pared, aunque hay pocos, aún se ven hoy en día. Simplemente el jamonero está fijado a la pared y después fijas la pieza. Saber cómo se pone un jamón en el jamonero de pared es igual de sencillo que a uno de los otros modelos pero tiene que quedar bien fijado para que no caiga. Estos modelos eran comunes en bares o restaurantes.

7. Jamonero profesional

Tiene que ser con materiales de gran calidad y que permita rotar la pieza para un corte más cómodo. El jamonero profesional disponible en Nieto Martín también es plegable para cuando no lo estás usando, perfecto para almacenarlo sin problema.

8. Jamonero para jamón deshuesado

Hay jamoneros especiales para cortar a cuchillo jamones deshuesados. ¿Sabes cómo se pone un jamón en el jamonero especial para deshuesados? Hay dos modelos básicos, uno, como si fuera un jamonero normal pero más pequeño, en el que se ancla la pieza a través de un casquillo. El segundo modelo básico es de tipo pinza en el que tendrás que “meter” la pieza entre dos partes de metal y dejarla ahí encajada.

¡Ya sabes cómo colocar un jamón en el jamonero! Bueno, mejor dicho, ¡jamoneros! Además, ya quieras comprar un jamón deshuesado en Nieto Martín o un jamón entero ibérico ya tienes las claves para saber cortarlo.

De todos modos, no te preocupes, que si eres de los que no tienen ganas de cortar pero sí de comer, siempre puedes disfrutar de las ventajas de pedir un jamón entero y cortado a cuchillo por nuestros maestros cortadores. En Nieto Martín te ofrecemos los mejores jamones y las mejores opciones de compra, ¡descúbrelas todas!