Cómo conservar tu Jamón o Paleta una vez empezado.

Corte jamón nieto martin

Cómo conservar tu Jamón o Paleta una vez empezado.

Si tienes la suerte de haber empezado estos días tu Jamón o Paleta Ibéricos Nieto Martín te vamos a dar nuestros mejores consejos para que dure lo máximo posible en perfectas condiciones. El primero, y más evidente, tiene lugar a la hora de ir cortando el jamón: descortézalo y pélalo poco a poco, a medida que vayas sirviendo lonchas. No lo prepares todo al principio como hacen los profesionales durante un evento, la mejor protección del jamón es su propia capa exterior natural que te ayudará a conservar todo el producto menos el corte.

La conservación de la pieza una vez abierta, tiene varios» enemigos»:  la temperatura, la sequedad, la oxidación y la luz. Por eso te vamos a dar los consejos de conservación necesarios para evitar problemas con cualquiera de ellos.

La Temperatura: La mayoría de Jamones y Paletas Ibéricos se quedan en la cocina una vez abiertos. ¡Vigila bien la temperatura! La cocina no es el lugar más fresco de la casa y la temperatura ideal para conservar el jamón está entre los 15 y los 18 grados por lo que si tienes una galería o una habitación sin calefacción mucho mejor para guardarlo. Simplemente llévalo a la cocina cada vez que quieras cortar y, cuando no, déjalo «descansar» al fresco.

La Sequedad y La Oxidación: El efecto más inmediato una vez empezada la pieza es que la parte ya cortada queda expuesta al aire. Mientras vamos cortando esto no tiene importancia, pero tras una larga exposición provoca dos efectos no deseados: La zona del corte queda reseca al perder humedad y puede también oxidarse cambiando sus propiedades organolépticas al contacto con el aire. Para evitarlo, lo más sencillo es frotar la parte expuesta al aire por el corte con un poco de la grasa que vas obteniendo al «pelarlo» y cubrir toda esa zona con papel film de cocina muy ajustado a la superficie.

La luz: La luz, aunque no lo parezca, también afecta a la zona del corte y puede hacer cambiar su color (amarronándose). Por lo que una vez tengas el corte cubierto con el papel film, basta simplemente con taparlo con un trapo limpio de algodón que no deje pasar la luz.

¿Sencillo verdad? Pues siguiendo estos consejos puedes conservar tu Jamón o tu Paleta Ibéricos Nieto Martín mucho tiempo una vez estrenados ¡Para que la fiesta no pare! 

Y un consejo final: Cuando acabes tu jamón o paleta, llévalos a tu carnicería de confianza y pídele al carnicero que te corte el hueso con la sierra especial que tiene a este fin. Cada guiso que hagas con las porciones de hueso que resulten, te devolverán el mejor aroma ibérico.