¿A qué llamamos embutidos? Definición y viaje gastronómico

a qué llamamos embutidos

¿A qué llamamos embutidos? Definición y viaje gastronómico

La cocina española, además de muy rica, es muy amplia y con una cantidad de particularidades que la hacen todavía más especial. Tenemos una gran variedad de alimentos, razón por la que muchas personas se preguntan todavía a qué llamamos embutidos realmente, pero… ¿sabes que no son productos exclusivos de España?

Allá por donde viajes encontrarás variedades de los mismos, incluso dentro de nuestro propio país podremos encontrar diferencias. Lo que te proponemos hoy es salir de nuestras fronteras y descubrir en un pequeño tour gastronómico cuáles son los embutidos más famosos de diferentes lugares, ¿haces las maletas con nosotros?

¿A qué llamamos embutidos?

Pero lo primero, es lo primero, ¿a qué llamamos embutido? Pues bien, de manera general, conocemos como embutido a productos cárnicos realizados a través de carne picada y condimentada con diferentes especias que se embuten, de ahí su nombre, en tripa, ya sea natural o artificial.

La composición de los embutidos variará en función del tipo de producto que queramos conseguir. En España, los condimentos más comunes, como bien sabrás, serían el pimentón de la Vera, pimienta negra, ajo, sal, comino, nuez moscada… De hecho, si tienes alguna duda, nosotros ya te hemos contado de qué están hechos los embutidos más famosos de España, así que ahora nos toca viajar, ¡vamos allá!

Diferentes embutidos del mundo

1. Italia

Italia es otro de esos países mediterráneos con una gastronomía especial pero ¿a qué llamamos embutidos en Italia? Aquí podríamos enmarcarlos dentro de lo que se conoce como salumi que son, precisamente, carnes de cerdo casi siempre curadas en sal que se mezclan con hierbas y especias. Aquí, no obstante, también encontraríamos productos que son más tipo fiambre y para encontrar embutido tendríamos que pedir insaccato.

¿Quieres un ejemplo? El cotechino es un tipo de embutido que se toma, de manera tradicional en Italia, junto con las lentejas el día de fin de año. Este está formado por carne de cerdo picada, especias y va embutido en tripa. Se puede tomar crudo o cocinado y tiene un sabor excepcional, siendo un producto con indicación geográfica protegida.

No queremos continuar sin romper una lanza a favor del jamón de Parma. Si bien es cierto que no hay nada como un buen jamón ibérico, el jamón de Parma ni es un jamón típico de España ni quiere serlo. Son productos diferentes, con propiedades organolépticas diferentes y ambos son deliciosos. De hecho, en Italia hay muchos más productos similares que no pretenden ser jamón ibérico y que están deliciosos y lo mismo nos ocurría con diferentes variedades de tocinos.

2. Portugal

¿A qué llamamos embutidos en nuestro país vecino? Pues quizá es precisamente por esta proximidad y cercanía cultural que sus embutidos se parecen también a los nuestros. Ellos cuentan con chorizo y lo usan en su gastronomía como haríamos nosotros. Ya sea de manera cruda o formando parte de diferentes guisos el chorizo no puede faltar en las cocinas portuguesas.

No obstante, ellos tienen una variedad del mismo muy peculiar y llamativa conocida como chouriço de cebola, típico de la localidad de Ponte de Lima. Este embutido está hecho con carne de cerdo picada en diferentes calibres y con cebolla, tiene un tono oscuro y se puede tomar asado o cocido.

Tampoco puedes dejar de probar la llamada alheira o tabafeia, que es otro embutido portugués formado por carne picada de gran calibre, pan, ajo, pimentón y sal. Lo peculiar de este embutido es que no se encuentra solo con carne de cerdo, de hecho es muy común con pollo o ternera.

3. Francia

¿Sabes que en Francia también toman morcilla? De nuevo puede ser por cuestiones de proximidad, pero lo cierto es que la morcilla allí también es protagonista e incluso tienen diferentes variedades como aquí. Pero, además de la morcilla, ¿a qué llamamos embutidos en Francia?

El embutido conocido como andouille es uno de los más famosos, contando con variedades regionales. Se basa en una mezcla de partes del tubo digestivo del cerdo que pasan por un proceso de salazón, secado y posterior ahumado. Luego se embuten las piezas y se condimentan con sal y pimienta así como con otras especias. Esta, en particular, se come fría y no puedes confundirla con otra variedad de embutido francés, la andouillette que es más pequeño, puede estar elaborado con ternera y hay que cocinarlo, ya sea a la brasa, al horno o frito.

Ya sabes a qué llamamos embutidos con algunos ejemplos de diferentes platos de países cercanos así que, imagínate qué sorpresas te puedes llevar si, viajando por el mundo, los vas probando todos. ¡Menudo gusto para el paladar!

No obstante, como ya sabemos que como en casa no se come en ningún lado, te animamos que revises nuestro catálogo de jamones y embutidos curados en Guijuelo en nietomartin.es y disfrutes del mejor sabor con las recetas más tradicionales de la gastronomía española.